¿Hay mucho ruido en tu bar o restaurante, hay que hablar a voces?

Muchas veces estamos en un bar o restaurante y acabamos gritando a la persona que tenemos a un metro… es lo que se conoce como el “efecto café”.

Esto se debe a una falta de acondicionamiento acústico del local, la normativa actual nos establece unos valores de cumplimiento, los que deberíamos cumplir para que la estancia en nuestra actividad fuera más confortable y duradera.

Los valores de referencia establecidos son los que mostramos a continuación:

En conjunto los elementos constructivos, acabados superficiales y revestimientos que delimitan las aulas, salas de conferencias, comedores, restaurantes o demás dependencias que precisen iguales condiciones de inteligibilidad, tendrán la absorción acústica suficiente de tal manera que:

  • El tiempo de reverberación en aulas y salas de conferencias vacías (sin ocupación y sin mobiliario), cuyo volumen sea menor que 350 m3, no será mayor que 0,7 s.
  • El tiempo de reverberación en aulas y en salas de conferencias vacías, pero incluyendo el total de las butacas, cuyo volumen sea menor que 350 m3, no será mayor que 0,5 s.
  • c) El tiempo de reverberación en restaurantes, bares, comedores vacíos o similares no será mayor que 0,9 s.

Esto se puede solucionar mediante la instalación de elementos con propiedades fonoabsorbentes como bafles suspendidos, paneles murales, islas acústicas, tratamientos con madera ranurada…

Por lo tanto te proponemos que contactes con nosotros y te hacemos un estudio de acondicionamiento acústico adaptado a tus necesidades y específico para tu local, basado en mediciones in situ previas, definición de medidas correctoras, instalamos las soluciones propuestas y emitimos un certificado de cumplimiento al final del proceso.